¡Bienvenido a Green Ekii! Disfruta de un 20% de descuento en tu primera compra. Descuento aplicado al finalizar la compra

Carrito de compras

Tu carrito está vacío

Continúa comprando

Dolor articular

Una articulación es el punto de contacto de dos o más huesos, entre un hueso y un cartílago o entre un hueso y los dientes. Hay varios tipos de articulaciones: fibrosas, cartilaginosas y sinoviales.

Las articulaciones sinoviales son las más numerosas y su función es permitir movimientos mecánicos del cuerpo de forma flexible, proporcionando estabilidad. Están cubiertos por cartílago y, a su vez, contienen una sustancia llamada líquido sinovial que evita la fricción de la articulación, previniendo lesiones al hueso causadas por el movimiento y proporciona nutrición al cartílago. Estas presiones constantes a las que se someten estas articulaciones, pueden causar daños causando dolor e inflamación.


¿Qué es el dolor en las articulaciones?

El dolor en las articulaciones, o artralgia, como se le llama en medicina, se caracteriza por rigidez que puede o no estar acompañada de inflamación. Puede afectar varias partes del cuerpo como los codos, hombros, muñecas, caderas, rodillas, dedos de manos y pies.


¿Por qué aparece el dolor en las articulaciones?

Suelen producirse debido a enfermedades crónicas o procesos degenerativos como la artrosis, que consiste en un desgaste progresivo del cartílago de las articulaciones provocando dolor y rigidez que se desencadenan con el movimiento de la articulación. Por otro lado, la artritis reumatoide es una enfermedad inflamatoria autoinmune crónica que generalmente afecta a múltiples articulaciones de forma simétrica, provocando inflamación en el revestimiento de la articulación, provocando dolor, dificultad en los movimientos, rigidez, deformación y debilitamiento de estas. Otras enfermedades que causan dolor en las articulaciones incluyen osteoporosis y lupus eritematoso sistémico.


¿Cómo reducir el dolor en las articulaciones?

La elección de aquellos productos que nos ayuden a mejorar el dolor articular debe centrarse en:

  1. Ralentizar la degeneración del cartílago que recubre las articulaciones
  2. Reducir el dolor y la inflamación en las articulaciones

Existen diferentes alternativas que podemos encontrar, entre ellas se encuentra el colágeno, una proteína que es producida de forma natural por el organismo y que es esencial para el buen funcionamiento de las articulaciones, pero con el tiempo su producción comienza a disminuir progresivamente. Es por eso que es necesario complementar su producción para ayudar a mejorar las articulaciones desgastadas al aumentar la fuerza y la elasticidad del cartílago.

Sin embargo, reducir el dolor y la inflamación es esencial para mejorar la calidad de vida en personas con dolores articulares. Harpagophytum o Garra del Diablo como se le conoce comúnmente, debido a sus propiedades medicinales analgésicas y antiinflamatorias, es un aliado en la reducción de los síntomas de la artritis y la artrosis reumatoide, ya que reduce el dolor y ayuda a restaurar el movimiento al reducir la inflamación.


Escrito por:

Diana Londoño – Química Farmacéutica